Se desconoce Detalles Sobre distribuidora de challas

El año 1982 continuó con esta dualidad de espacios, merced de notables presentaciones de dos elencos universitarios. El primero, de la Universidad Católica, puso en el tablado del Palace el miércoles 8 de septiembre Ánimas de día claro, original de Alejandro Sieveking y ambientada en una casa de campo abandonada. Dirigida en su inauguración en 1962 por Víctor Jara, quien Encima había hecho la resumen musical de la obra, traía a Melipilla un personal compuesto por integrantes de la escuela de teatro de la casa de estudios católica a un precio muy bajo. La crisis 274 apretaba los bolsillos y el país no estaba para gastos, 274 La crisis económica mundial en 1982 afectó duramente a Chile. El Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó fuertemente en 1982 respecto del año precedente, el desempleo alcanzó a 30% entre 1982 y 1983, se produjo una disminución progresiva de los sueldos, el gobierno intervino los bancos para rescatarlos de una ruina y licitó diversas empresas del Estado. Todo este costo social, como Cuadro de esperarse, fue asumido por las familias, fortaleciendo con ello la molestia contra la dictadura (op. cit. Correa et al., p. 293). Las causas de la recesión de los ochenta, a litigio de Ffrench- Davis, tuvo su origen en tres shocks externos muy fuertes, facilitados por la extrema transigencia económica de Pimiento. El primero tuvo que ver con los flujos de capital, donde: el uso de reducción forastero, luego de prosperar a 19% del PIB, cayó a la mitad de esa cifra en 1982 y a la cuarta parte en 1983 ( ) Es claro que el elevado compromiso registrado en 1981 respondió a un burdo error de la política económica interna, la que permitió un endeudamiento evidentemente excesivo (Ffrench-Davis, Ricardo, Entre el neoliberalismo y el crecimiento con equidad. Tres décadas de política económica en Chile, Buenos Aires, Siglo XXI Editores, 2004, pp ). Sin bloqueo, argumenta Ffrench-Davis, que sin o con crisis, el resultado hubiera sido el mismo, pero que la economía chilena desde 1977 se venía acomodando, tanto a la estructura de producción como el pago, a nivel de entradas de haber insostenible a mediano plazo (op. cit. Ffrench-Davis, p. 175). De este modo, tarde o temprano la Patrimonio chilena hubiera indispensable de un ajuste, y ello se ve reflejado en que sin embargo en 1981 se había comenzado a registrar una caída del PIB. El segundo shock extranjero consistió en el incremento a las remesas de intereses,

141 y melipillanas aún seguían saliendo a su acercamiento. Sólo con la supresión del teatro mismo, se crearía un deterioro sustancial del vínculo social y del sentido de comunidad en Melipilla. Este desmantelamiento social del teatro ocurrió en gran parte durante las décadas de 1980, bajo la dictadura militar, y 1990, durante los gobiernos locales democráticamente electos. Pudiendo resultar hasta curioso que la plazo de redemocratización chilena sea entendida en esta investigación como un período en que el vínculo social se mantuvo dañado una momento que la dictadura marcial abandonó el poder. Como en la decenio de 1990 no hubo un diálogo ni una Décimo social sustancial en pos de un espacio cultural de acercamiento, ni siquiera se construyó un teatro sabido o un centro cultural y los polideportivos no fueron buenos sustitutos, formas de Décimo y apropiación ciudadana no encontraron suelo fértil para emerger.

114 Dos obras en un año. Bancal una cantidad que no se veía en Melipilla desde los mejores tiempos del Ateneo Juan Francisco González, pero el impulso de Mallea no cesaba. En octubre, el mismo Colegio Ercilla promovió el arribo del Teatro Tekno, de la Universidad Técnica del Estado, individuo de los grupos más relevantes del país y con una trayectoria de casi dos décadas. La Fierecilla Domada con Mario Montilles, Coca Guazzini y Gabriela Medina, se presentó un martes 21 de octubre de 1975 a las 19:15 horas, poniendo frente a los Luceros melipillanos otra ocasión a una compañía de stop planeo 257. Los reportes de la prensa dijeron que la obra fue elogiosamente criticada y la sala completa se levantó de las butacas para brindar un aplauso sostenido a los actores, los que sumados al despliegue de iluminación y vestuario, maravillaron a la concurrencia 258. Parte de los fondos recaudados por estas presentaciones eran asiduamente destinados a obras benéficas, como el Hospital de Melipilla o comités de Navidad. Transformado en el epicentro teatral, el Palace contrastaba su sinceridad con el Teatro Serrano. Cuesta abajo en la rodada, extremaba su proposición a niveles críticos que lo llevaron en abril de 1976 a iniciar programas triples los lunes y martes, es proponer, exhibía tres películas a cambio de una entrada. Y, por si fuera poco, desde esta misma data iniciaba el dos por singular, lo que implicaba que dos personas pagaban medio ticket y tenían toda una tarde de diversión con filmes como 24 horas de Le Mans, El Exorcista o Jesucristo Superestrella. La administración en materias culturales de Mallea iría creciendo para brindar a la comunidad un espectáculo que resultó titá- 257 Ese mismo año el Corro sería disuelto por el rector de esa universidad.

conocimiento de cómo se comportaría la comunidad delante este nuevo tipo de espacio. Para 1911, año en que se reconstruía la Escuela Superior de NiñFigura, comenzaba la construcción de la gayola y el cuartel de policía, el Apolo cerraba sus puertas. Sin bloqueo, la fiesta del cinematógrafo no podía terminar y el municipio le entregaba permiso a Aliro Valenzuela para adivinar funciones de biógrafo en la ciudad. Es que el cinematógrafo era buen negocio. Y Figuraí lo entendieron diversas empresas que venían con sus máquinas y rollos, como la empresa Mardones y Patri, quienes se instalaron con funciones permanentes bajo el nombre de Teatro Melipilla. Con su presentación, las proyecciones se sucedían tres veces por semana en horarios de Perplejidad, a las 22 horas, incluyendo una matiné (16 horas) en los díTriunfador festivos. Y el negocio fue derrota en popa, a pesar de acudir condiciones precarias, como la casucha de madera donde instalaban el proyector, o la garita donde se cobraban los boletos. No importaba. El sabido no dejaba de cautivarse con las proyecciones, entre las que se contaban títulos como Cascadas y Neveros en Los Alpes, Incertidumbre de Escaparate en el Mar, Los Bomberos de Idénticoís, obras que respondían a lo que los periódicos de la época solicitaban: nos permitimos insinuar al representante que exhiba vistas que instruyan al pueblo, como trabajos en maestranzas europeas, fabricación de metales, buques, aeroplanos, vistas de ciudades, revistas, etc. 92. Todo el mundo llegaba a las funciones, pero no todos con buena disposición, como en una nublada tarde de julio de 1911, cuando un empresario industrial de la comuna, acompañado de 92 La País, 24 de mayo de

La sala de basura cuenta con el suministro necesario para el almacenamiento de las basuras, agua potable para el aseo e higiene de la sala. Posee un adecuado aislamiento para impedir escapes de olores o gases al extranjero. Los ductos de basura cuentan en su parte superior con una challa de agua controlada por una llave de paso ubicada y rotulada en el pasillo del primer tierra, la que es usada cuando se requiera hacer el aseo e higiene del ducto o por incendio Precauciones. Los usuarios no deberán introducir manos o cualquier parte del cuerpo a través de la tolva, por cuanto es mucho riesgoso por la posible caída de objetos contundentes de algún suelo superior. No se deberá arrojar al sistema de ductos, papeles encendidos, utensilios de vidrio, tarros de pulverizador, botellas plásticas, ni ningún producto químico o combustible. La Sucursal deberá recoger desde los departamentos todo factor de desecho que no puede ser eliminado a través del ducto. Siempre se deberá utilizar bolsas plásticas cerradas para eliminar las basuras desde las tolvas.

A tal punto llegó el delirio durante este siglo por la ópera, que las escasas funciones de compañías llegadas desde Europa marcaron un hito, no sólo porque ratificaban la existencia de un arte sublime y portentoso, sino igualmente porque sus primeras figuras provocaban un cierto fanatismo y delirio en sectores que no podían guardar su compostura frente a expositores de una disciplina considerada perfecta 64. Bancal Ají un país que aspiraba al arte europeo. El historiador Lautaro Núñez, lo describe Figuraí: durante los decenios entre los presidentes Prieto y Pérez se logró una cierta estabilidad política que le permitió a la élite promover nuevos Títulos educativos, del arte, la cultura y las ciencias, a raíz de ese espíritu del romanticismo que mantenía a los liberales y conservadores siempre alertas a las novedades desembarcadas de Parejoís Con matriz cultural nos referimos al universo simbólico que permite, en opinión de Berger y Luckmann, que ( ) todos los significados objetivados socialmente y subjetivamente reales, toda la sociedad histórica y la Vida de un individuo se vean como parte de ese universo. Es en él donde se legitiman los pilares de una determinada forma cultural, que será medida y medidor, contenedor y expulsor de lo cultural en determinado marco de tiempo. Al respecto, Berger, P. & Luckmann, T., La Construcción Social de la Realidad, Buenos Aires, Amorrortu, 1983, p Para profundizar aún más en este concepto se recomienda revisar: Mandoki, Katya, Prácticas e Identidades Sociales, Madrid, Siglo XXI, 2006, pp. 87 y ss. 64 Al respecto: Cánepa, Mario, La Ópera en Chile, Santiago de Ají, Editorial del Pacífico, 1976, pp Núñez, Lautaro, La admisión de la diferencia cultural o el difícil arte de escuchar en La construcción cultural de Chile, Valparaíso-Ají, Ediciones Consejo Na

En Santiago de Pimiento, existe asimismo el Palacio de la Alhambra, construcción que data de 1860 y que fue edificada tomando elementos de su homónima hispana. operario del proyector se robó varias piezas y huyó a Santiago. Como no pudieron encontrarlo pronto, el cinema tuvo que detener por una semana su común funcionamiento. Prologados por una mala nube, los del Alhambra sintieron todavía la incomodidad evidente de utilizar un galpón reacondicionado a medias. Las quejas les llovían por parte de una comunidad que si perfectamente no había tenido anteriormente un palacio, al menos contó con algo más limpio que una cortina blanca para demarcar la frontera entre las butacas y la calle. Tan precario mecanismo dejaba entrar mucha candil del extranjero y cuando era descorrida las pifias se multiplicaban, ya que era inalcanzable ver claramente lo que sucedía en el telón. A causa de esta situación, la empresa no tuvo otra opción que arrendar el añoso Circunscrito de calle Valdés, donde antaño funcionó el Apolo y el Melipilla. Aunque instalados, lograron tener una cartelera nutrida e innovar con un aspecto que sería decidor en la entretención de varias generaciones: las series. Hasta ese entonces, habitualmente se proyectaban películas que comenzaban y terminaban en una función o, a lo sumo, dos, pero con las series provocaron que una historia se extendiera en una seguidilla de capítulos donde el apego y las aventuras serían los principales temas. Algunas como El Hombre de Hierro, estelarizada por William Duncan y Edith Johnson, gustaban a un sabido que se prendaba de cada final en que no concluía carencia y dejaba la tensión en vilo hasta la próximo semana. Fue el Alhambra aún hornacina para diversos encuentros. Los hubo políticos, como la concentración socialdemócrata que apoyó la candidatura presidencial 72 73

102 El protagonista de connotados westerns, compañero de John Wayne y Charles Bronson en la pantalla ínclito, se idénticoó equitativamente delante del telón en que muchos de sus filmes habían hecho delirar a las jovencitas que lo veían en carne y hueso con los ojos llenos de lágrimas. Leo Dan, Los Ángeles Negros, Los Iracundos también protagonizaron shows inolvidables, sazonados habitualmente por la picardía criolla. No importaba cuan famosos fueran, nadie se libraba de la azarosa atención que dispensaba el notorio Circunscrito. Yaco Monti, popular cantante argentino, con varias portadas en revista Ritmo, mostró su mal humor en las tablas melipillanas. Mientras entonaba qué tienen tus Luceros?, de su hit Siempre te rememoraré, Héctor Hernández, unidad de los trabajadores del cinematógrafo le gritó con feroz vozarrón Lagañas!, provocando la inmediata risotada en el manifiesto. El trasandino obvió la broma e intentó seguir, pero cuando iba en la parte que decía qué tiene tu pelo?, y el mismo funcionario, un tipo bromista apodado Tito Cachimba, le gritó Piojos!, el cantante no siguió más. Pidió que se sacara al hombre que le aportillaba el show o él no seguía. Y cuando daba Reverso hacia el camarín, raudo y molesto, pudo conocer que tras las cortinas de terciopelo no había más que ladrillos y cemento. A pesar de romperse la cabeza, siguió cantando. El Palace iba rumbo en popa y los niños aún tenían cabida en las butacas con las visitas de payasos de la tele, como los de Teleminimundo y sus payasos Copucha, Chirolita y Cuchara, en matinal, matiné y vermouth. Transcurridos los dos primeros primaveras del gobierno del presidente Salvador Más allá, los problemas de Massoud por fin se habían borrado y no obstante no tenía cuitas con ninguna autoridad.

Pero para los setenta se asentaría en el living de las casas chilenas como fantasía y ventana de fantasíCampeón. Para el Palace esto sería develador. Con toques de queda, una competencia que en la primera medio de los setenta lo enfrentó al Serrano, con una situación económica Doméstico precaria, y la comprobación que la relación costo-fruto en la presentación de grandes espectáculos no Bancal muy positiva para el negocio, el gran pantalla seguía siendo semejante de magnificencia en tiempos de pantallas chicas y señales poco nítidas. Unido con ello, el séptimo arte que proyectaba el Palace se correspondía con la noción de salir, palabra que refería a la exención del encierro permanente en el hogar de aquellos abriles chilenos. Pero todo esto tendría un fin, o al menos se produciría un corte que cambiaría por más de una plazo el panorama de los cines nacionales: la tv en color. En febrero de 1978, Tv Doméstico transmitió las primeras imágenes que hacían olvidar el blanco y negro. El país enloqueció comprando televisores o al menos aquellos que pudieron adquirirlos y de un momento a otro la soberanía de los teatros como el espacio rey de los espectáculos, cambió. La Familia se quedaba maravillada con la nueva tecnología que abría un abanico de posibilidades. Toda transmisión se sumó al cambio cromático y, por supuesto, películas de gran pantalla antiguas y modernas comenzaron a estrenarse en la TV. A las teleseries se les sumaban los mismos filmes por los que antes tenían que fertilizar y se instaló la relación: para qué vamos a desgastar plata, si a posteriori lo vamos a ver gratis Para un panorama Caudillo de la televisión en Pimiento revísese: Fuenzalida, Valerio, La Televisión en Ají en Orozco, G. (coord.), Historias de la televisión en América

112 jadores a las puertas del foyer. Asistido por miembros del staff de Sesto, fueron tres los hombres premunidos con sacos que hicieron frente a una avalancha enfervorizada que dejaba lo que tuvieran: $1.000 pesos, $500, $100 o sencillamente las gracias fueron los precios que pagaron por ver el espectáculo. El español, de pantalones asfixiantes, ostentosa hebilla en el cinturón, vuelos en la camisa y chaqueta verde, cantó ante personas. Tres muchachas subieron para estar un momento con su ídolo, sólo dos bajaron. Una, con anteojos que denotaban su aguda ceguera, no volvió más del escenario. Nadie sabe si fue porque no encontró la escala o porque no daba más de la emoción. Mismo sentimiento que embargó al sabido durante las dos horas del show en que el ibero cambió dos y hasta tres tenidas, provocando incluso el desmayo de ciertas jovencitas. María Hidalgo no sucumbió y al final de la última canción corrió cerca de la puerta de escape. Había dos carabineros, pero yo les dije que trabajaba en la fuente de soda, unidad no me creyó mucho, pero el otro me reconoció. Subí las escalinatas, iba saliendo, nos encontramos, me dijo Hola otra vez, cómo estás y me dijo que iba a salir en transporte de inmediato, porque a la entrada lo habían dejado mal, me contó que todavía le dolía la cabecera con los mechones que le tiraron. Campeóní que me puso la mano en el hombro para que lo llevara y lo ayudé a salir. Las chiquillas me odiaban, salió al tiro. Sesto pasó y la normalidad volvió al Palace. Alrededor de el año 1976 y 1977 la cantidad de gente que concurría no variaba mucho. Por otra parte de las películas mexicanas, que poco a poco se iban acabando, estaban las españolas, con varios famosos luego consagrados como Marisol, Joselito, Sara Montiel, Pili y Mili y Rocío Durcal.

Podía exhibir perfectamente las películas que iban a despabilarse a las distribuidoras capitalinas y que traían con los afiches y fotografíCampeón que se disponían en el foyer. Cuánto demoraban en resistir a Melipilla desde su estreno en Santiago? Aproximadamente de un mes y medio, lo que no era un problema. Lo que sí constituía un problema es que como los rollos de película eran pasados de ciudad en ciudad, en ocasiones las cintas llegaban cortadas o pegadas. Peor aún, para los espectadores, Bancal que ciertos filmes duraban menos de lo presupuestado. Míticas son las funciones de semana santa en que una película bíblica de 4 horas se reducía a 55 minutos, para Figuraí obtener más rotación de conocido. Al final Jesús aparecía, lo aclamaban y ya lo estaban crucificando, y vamos con la otra función, es uno de los saludos narrados sobre aquellas liturgias cinéfilas. Durante este tiempo, pocas de las grandes producciones de Hollywood llegaron a Pimiento. La industria estadounidense se negaba a mandar sus películas a un país socialista, que se perdía de ver los estrenos ganadores del Oscar. Las cifras indican que las películas estadounidenses que llegaron en 1973 fueron solamente un 18% del total 224 de filmes exhibidos en el país. Gracias a esto, producciones yugoeslavas, rusas, francesas e italianas comenzaron a ser conocidas por un conocido habituado al llanto, amores, balaceras, persecuciones y risas. Mientras tanto, ocurría el renacimiento del Teatro Serrano. El cinema de los grandes estrenos, como se autodenominaba, había iniciado un camino de exhibición de filmes en consonancia con Santiago, fomentado por la capacidad de dirección que tenía Sottolichio, gracias a su pero amplia y consolidada trayectoria como patrón del espectáculo. En el Serrano se 224 Op. cit. Mouesca & Orellana, p

18 Se recomienda para los artefactos sanitarios lo próximo: Cada uno de los artefactos fue sellado en el encuentro con las cerámicas, se recomienda cambiar estos sellos una ocasión al año para mejorar el color y daño producido por el uso. La virginidad de los artefactos es recomendable hacerla con un paño suave y jaboncillo. No utilizar solventes y virutillas, medios que dañarán la superficie de éstos. Al costado de la tina se encuentra una celosía, la cual permite inspeccionar el desagüe. Se recomienda observar el estado del desagüe a los menos cada 6 meses. La tina tiene incorporado un sifón horizontal cuyo escurrimiento de las aguas puede ser último al caudal entregado por la challa de ducha, por lo tanto es posible que tenga una acumulación pequeña de agua en la tina mientras se baña, lo que es normal Se debe afirmar de dejar siempre destapado el desagüe de los artefactos posteriormente de usar, de modo de evitar riesgos de derrame de aguas por acumulación en el artefacto. En los W.C., sólo debe utilizar papel retrete, y en cantidades razonables por cada descarga.

12 ANEXO Nº 5 PRIMERA CORRIDA: RESULTADOS DEL ANÁLISIS FACTORIAL A NIVEL DE CENTROS POBLADOS Matriz de correlaciones Indicadores Índice de vulnerabilidad 2007 % PEA ocupada agrínalgas % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, paliza % viviendas sin desagüe % viviendas con pavimento de tierra % viviendas sin electricidad Indice de vulnerabilidad % PEA ocupada agrípan dulce % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, somanta % viviendas sin desagüe % viviendas con asfalto de tierra % viviendas sin electricidad KMO y prueba de Bartlett Medida de adecuación muestral de Kaiser-Meyer-Olkin Prueba de esfericidad de Bartlett Matriz de componentes a Chi-cuadrado aproximativo 107,799.

Y había un último autor, singular que marcaría todo el siglo XX y que sería el corazón de la construcción de teatros: el arranque del cinematógrafo y su instalación en Ají. La irrupción del cine y su admisión en Melipilla En Francia, específicamente en el subterráneo del salón Indio del Gran Café, sito en el N 14 del Boulevard des Capucines de la ciudad de Equivalenteís, los hermanos Louis y Auguste Lumière proyectaron durante 30 minutos imágenes en movimiento, con fuego y personas vivas en una tela en que transcurría la vida misma. Los hermanos Lumière iniciaban y mostraban en diciembre de 1895 a 33 afortunados lo que más Delante se conocería como cinematógrafo e inundaría galpones, teatros, salas y biógrafos 78. Ají no durar mucho tiempoía en ser parte de este extraño invento y un año a posteriori se proyectaron en una sala del Teatro Unión Central, de Santiago, las cintas Salida distribuidora de challas de los Obreros de la Manufactura, El Regador Regado, Arribada del Tren a la Ciudad, entre otros registros de un minuto y medio 79. La novedad impactó a la sociedad santiaguina y porteña, que para los primeros primaveras de 1900 se habituaría a presenciar estas cortas proyecciones en 78 Explican Mouesca y Orellana que con el nombre de biógrafo comenzaron a conocerse las salas de exhibición de películas y del clase cinematográfico en sí, denominación que fue habitual hasta los primaveras 40 en el país. Al respecto: Mouesca, J. & Orellana, C., Cinema y Memoria del Siglo XX, Santiago de Pimiento, LOM ediciones, 1998, p En el Teatro Unión Central, en el año 1896, se transmitieron los primeros filmes de los hermanos Lumière. Al respecto: op. cit. Mouesca & Orellana, p

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *